¿Cómo le doy forma a mi idea de negocio?

 

 

Para que una buena idea de negocio se convierta en una realidad rentable es necesario tener en cuenta ciertos aspectos antes de apostar por ella y alcanzar los objetivos planteados. En otros artículos hemos ampliado información sobre algunas de ellas, como por ejemplo cómo analizar la viabilidad de tu idea de negocio que te servirá de guía para analizar si tu idea tendría una buena acogida en el mercado y si tus posibles clientes están realmente interesados en tu idea de negocio. También encontrarás información útil en el artículo Cómo vender una idea de negocio que te ayudará a sacarle rentabilidad a tu proyecto innovador.

Sin embargo, hoy queremos ayudarte con uno de los primeros pasos y el fundamental para consolidar una idea de negocio innovadora, competitiva y atractiva para encontrar la rentabilidad que buscas. Cuando empiezas el camino de la innovación y el emprendimiento tu idea de negocio es un diamante en bruto al que hay que darle forma y convertirlo en un proyecto valioso, por eso queremos darte las herramientas que te ayudarán a definir bien la idea de negocio, construir un producto viable, con posibilidades de transformarse en un gran negocio y cumplir con los objetivos que te propones en el mundo de la innovación.

Aquí te dejamos los 5 pasos para darle forma a tu idea de negocio:

 

  1. Define tu idea de negocio

Cuando viene a tu mente una nueva idea de negocio es importante que te plantees qué es lo que quieres conseguir y qué es lo que necesitas para que se convierta en real. Quizás tu caso como inventor o emprendedor sea que tienes una idea general de tu idea de negocio pero no sabes en detalle cómo va a funcionar ni cuáles son sus características como producto llevado a la realidad. Para que aclares tus ideas, hacerte algunas preguntas te ayudará a plantearte y planificar los objetivos a cumplir para obtener los resultados más eficientes posibles.

 

  • ¿Cuál es la idea de negocio?: Se trata de tener bien claro cuál es la idea esencial. Si tu idea de negocio está basada en un producto innovador, un invento o una app móvil, será necesario que te plantees cuál es su función principalcómo va a funcionar y cuáles van a ser las características que lo hagan diferenciarse de la competencia. De la misma forma, si la idea es una startup o un modelo de negocio hay que definir qué necesitas para que pueda funcionar. ¿Cuál es tu idea de negocio? Contáctanos y te asesoramos en su puesta en marcha.

 

  • ¿Qué voy a necesitar para llevarlo a cabo?: El siguiente paso a seguir es definir qué se va a necesitar para completar la idea. Tu respuesta dependerá de si ya has hecho pruebas de funcionamiento o planeado cómo va a funcionar tu idea, o si es una idea que empiezas a resolver. En todo caso, has de saber que cada proyecto es un mundo y cada idea de negocio necesita diferentes recursos para desarrollarse. Por ejemplo, si se trata de un invento y se encuentra en una fase muy inicial, es posible que necesites la ayuda de un ingeniero que te ayude a definir las características técnicas del invento para la realización de un prototipo inicial.

 

  • ¿Qué espera de tu proyecto tu posible inversor, empresa o cliente?: Antes de acabar de definir los objetivos de la idea de negocio es recomendable descansar por un momento de lo que tu mismo percibes y observar qué es lo que espera el posible cliente de una idea de negocio como la tuya. Puede que tu idea sea muy buena, pero los clientes busquen algo más para interesarse por el proyecto. Por eso, es recomendable analizar el mercado y entender si los clientes esperan algo más de tu idea de negocio o si hay algún factor diferencial que se te está escapando.

 

Si sientes que no terminas de resolver estas preguntas y requieres ayuda, en Promoingenio somos expertos en desarrollo de proyectos innovadores. Nuestros asesores, ingenieros y diseñadores están a tu disposición para ayudarte a definir tu idea de negocio.

¡Contáctanos a info@promoingenio.com o a través de nuestra página web!

 

  1. Programa las tareas para cumplir tus objetivos

 

Una vez definas en qué consiste tu idea de negocio, el siguiente paso es hacer una lista de objetivos y tareas enfocadas a desarrollar tu idea y ordenarlas en un calendario. A cada objetivo de la lista le corresponderá una o varias tareas. Por ejemplo, en el caso de que tu idea de negocio sea un producto innovador, uno de tus objetivos será proponer un diseño de producto atractivo de cara a clientes o inversores, para cumplir este objetivo te puedes plantear tareas como realizar bocetos, definir materiales o electrónica necesaria, e incluso hacer algunas pruebas reales para ver si funciona y se adecúa a los demás objetivos.

Es posible que algunas tareas de la lista se salgan de tus conocimientos, por lo que necesitarás a terceras personas para que te ayuden como ingenieros, programadores o diseñadores. ¿Necesitas ayuda para definir y completar tu idea de negocio? ¡Contáctanos a info@promoingenio.com o a través de nuestra página web!

 

Ordena tus tareas cronológicamente y con fechas límite de realización, de esta forma controlarás los tiempos de desarrollo y moldearás la idea de negocio en un tiempo concreto para alcanzar los objetivos según lo previsto.

Es importante no extender demasiado en el tiempo la fase de planificación, porque las oportunidades pasan. Si tienes una buena idea de negocio y piensas que puede suponer una revolución en el mercado, planifica bien los objetivos y las tareas y ponte manos a la obra lo antes posible. Las ideas evolucionan muy rápido y es posible que alguien esté pensando en poner en marcha una idea similar, así que no te quedes atrás y aprovecha la oportunidad.

 

  1. ¡Ponte manos a la obra! Da forma a tu idea de negocio

 

Cada idea de negocio tiene sus propias necesidades y características, pero hay algunos aspectos que todas deben cumplir tanto si son inventos innovadores, apps móviles o modelos de negocio.

 

  • ¿Qué características ha de tener para cumplir con los objetivos?: Dependiendo de cuál sea la función o el objetivo principal, tu idea de negocio necesitará una serie de características. Si se trata de un invento o un nuevo producto, debes definir correctamente las características técnicas que harán que el producto cumpla su función. No te agobies si no tienes idea de mecánica, electrónica o programación y apóyate en profesionales con experiencia que te guíen en el proceso. ¿Necesitas ayuda? ¡Contáctanos!

 

  • ¿Cuál será su diseño o imagen general?: Para que la idea llame la atención de posibles clientes, además de cumplir satisfactoriamente la función que propones debe verse atractiva y contar con una imagen profesionalSi tienes algunos conocimientos básicos en diseño y marketing, te serán de gran ayuda en esta parte de tu proyecto. Piensa siempre en lograr que tu proyecto tenga una imagen impactante, profesional y competitiva. Aunque sea una idea en desarrollo una imagen profesional de tu proyecto será la que abrirá las posibilidades de cara a posibles clientes o inversores.

¿Necesitas ayuda para definir el diseño o la imagen de tu idea de negocio? ¡Contáctanos a info@promoingenio.com o a través de nuestra página web.

 

  • ¿Cómo me diferencio del resto?: Una de las claves del éxito de las ideas de negocio es la novedad que suponen en el mercado. Destaca tus puntos fuertes, todas las características que te hacen fuerte frente a la competencia. Dale importancia a los atributos que lo hacen útil e indispensable, porque a la hora de presentar tu idea de negocio a empresas e inversores todas esas cualidades serán las que marquen la diferencia y despierten el interés de cara a posibles negocios.

¿Necesitas ayuda para saber si tu idea de negocio es novedosa y competitiva en el mercado? ¡Contáctanos a info@promoingenio.com o a través de nuestra página web.

  1. Crea una versión de prueba o prototipo de tu idea de negocio

 

Una vez has logrado definir tu idea de negocio, es hora de mostrar sus características de forma visible para que puedan entenderse fácilmente. Uno de los principales objetivos de este paso es mostrar de forma factible todos los elementos que hemos definido previamente: funcionamiento, imagen, diseño, novedad, etc. Cada idea de negocio es diferente y debe mostrarse acorde con el público al que va dirigido y sus características de mercado, pero para empezar puede ubicar tu idea en uno de estos grupos:

 

  • Ideas de negocio basadas en un producto innovador: Para despertar el interés en este tipo de proyectos es necesario mostrar su funcionamiento, novedad e imagen para transmitir de forma clara de qué se trata y por qué es una revolución en el mercado. Hacer prototipos de los productos es una de las formas más efectivas de comunicar correctamente el proyecto, ya que muestra de forma real y tangible los beneficios del invento. Sin embargo, dependiendo del producto puede ser más o menos costoso. Una alternativa económica son las infografías 3D, que muestran de forma virtual las características de la idea.

 

  • Ideas de negocio basadas en una app móvil: En este caso, puedes realizar un prototipo inicial de funcionamiento de la aplicación, es decir, hacer una versión básica que muestre las funciones principales, de esta forma puedes hacer un test de mercado y probar el interés del público en tu idea de negocio. No esperes descargas masivas de tu aplicación, recuerda que esta versión es sólo para probar tu idea, el objetivo se centra en crear una primera prueba para ver cómo reacciona el público, y, sobretodo, demostrar su funcionalidad de cara a posibles interesados.

Si no terminas de tener claro cómo desarrollar un prototipo de tu idea innovadora, no te preocupes, contáctanos a info@promoingenio.com o a través de nuestra página web y te ayudaremos a resolver las dudas que tengas.

 

  1. Hacer un seguimiento continuo de objetivos y resultados

 

Lograr que una idea de negocio llegue a buen término, requiere tanto de constancia como de paciencia, por eso es muy importante llevar un seguimiento continuo de los objetivos, las tareas, y los resultados que vayas obteniendo. Según avanzas en el proceso, irás descubriendo nuevos puntos de vista y vías que te ayudarán a mejorar el proyecto. Gracias a este análisis, podrás detectar puntos u objetivos que no están dando el resultado esperado y localizar y trabajar fuerte en aquellos que realmente funcionan. Gracias a esta construcción progresiva, tu idea de negocio puede convertirse en un proyecto real que revolucione el mercado. Puede que haya momentos en el camino en los que te desanimes y quieras terminar con el proyecto, el camino del emprendedor está lleno de altos y bajos que irán construyendo en lo que se va a convertir. Por eso, te recomendamos que no te desanimes y sigas los pasos correctos para definir tu idea de negocio y comenzar a suscitar el interés. Por supuesto, siempre que tengas dudas o no sepas cómo resolver tu idea de negocio, puedes contar con Promoingenio, expertos en desarrollo y comunicación de proyectos innovadores. ¿Cuando comenzamos? ¡Manos a la obra!