4 Vías de explotación de la patente

4-vias-de-exploracion-patente-04

¿Eres inventor o emprendedor? ¿Tienes grandes ideas pero no sabes qué hacer con ellas? Uno de los primeros pasos que puedes dar para hacer crecer tu idea es patentarla. ¡Aportará valor a tu propiedad intelectual y unos beneficios exclusivos que se pueden convertir en oportunidades de negocio! 

¿Qué es la patente?

Primero de todo, te estarás preguntando qué es una patente. ¡Te lo explicamos! A grandes rasgos la patente es título de reconocimiento de los derechos de explotación del invento otorgado en su totalidad al inventor o inventores registrados. Si quieres ampliar tu conocimiento sobre qué es la patente te recomendamos que hagas un vistazo al artículo La patente: Una herramienta de negocio

El título de la patente te otorga los derechos de explotación de tu invento o idea innovadora, ¿pero te has planteado cuáles son las vías de explotación más comunes de la patente? Existen cuatro maneras básicas de expotar tu invento o idea innovadora, ¡te las mostramos!

1. Vender tu licencia a una empresa

Una vez tienes el documento de la patente, que reconoce tu propiedad intelectual, puedes establecer un contrato con una o más empresas para permitirles el uso de tu invento o idea innovadora. Mientras se use tu propiedad intelectual cobrarás en forma de derechos o royalties, según el contrato que hayas firmado y negociado. 

¿Qué cambios supone para el inventor o emprendedor vender su licencia a una o varias empresas? Principalmente, los costes y riesgos de la fabricación ya no corren a su cuenta, sino que son responsabilidad del licenciatario, es decir, la empresa o las empresas que hayan firmado el contrato. Para el inventor vender su propiedad intelectual puede suponer unos ingresos constantes y ver crecer su propiedad intelectual con un mínimo esfuerzo. De hecho, actualmente hay emprendedores que licencian sus propiedades intelectuales que únicamente con el objetivo de venderlas y crear su negocio. 

2. Comercializar tu patente con una Start-up

Esta vía de explotación consiste en probar la comercialización del producto que hayas patente por tus propios medios. Hay dos situaciones que te pueden llevar a querer crear una Start-up para comercializar tu patente:

  • Eres un emprendedor con aspiraciones a convertirte en empresario y has vista la oportunidad de crear tu propio negocio gracias a tu idea innovadora o invento. 
  • Has intentado vender tu propiedad intelectual a grandes empresas y ninguna se ha interesado por establecer un contrato de licencia. Por lo tanto, has decidido emprender tu propio camino. 

Si has decidido crear una empresa de nueva creación, una Start-up, porque las grandes empresas no se han interesado en establecer un contracto de licencia, ¡no te denanimes! En primer lugar, es una oportunidad para adentrarte en el mundo empresarial y llevar más allá tu mente innovadora. Y en segundo lugar, si pruebas que tu producto tiene salida en el mercado, aunque sea un mercado pequeño, probablemente las empresas muestren más interés en tu producto. 

3. Joint venture

Esta vía de explotación de la patente es una alternativa empresarial a la creación de una Start-up. Consiste en asociarse con una empresa, un empresario o hasta un centro docente para formar una empresa conjunta o Joint venture. Se trataría de establecer un acuerdo con este nuevo socio y ayudaros mútuamente. 

Muchas veces este tipo de Joint venture no da los beneficios esperados y se tiene que rescindir el acuerdo, pero, a veces, resulta beneficioso y puede acabar desembocando en un contrato de licencia o de sociedad empresarial de carácter permanente. 

4.Venta directa

Hay muchos casos en que una sociedad o empresa se ofrece a comprar directamente tu propiedad intelectual por una cantidad fija. De esta manera el comprador de la patente no está ligado a los costes del contrato de licencia y tiene todos los derechos de explotación. El vendedor, en parte, también sale beneficiado porque ingresa la cantidad de dinero que haya negociado y, además, se desentiende de los gastos y responsabilidades vinculadas a la propiedad intelectual, incluído el mantenimiento de la patente. 

¿En qué casos es aconsejable realizar una venta directa de tu patente? Esta vía de explotación puede ser una buena opción si ves que tu idea tiene un valor bajo y que, muy probablemente, tendrá un recorrido corto en el mercado. De esta manera, como decíamos, podrás pactar la suma de dinero que quieres cobrar por su venta y te desentederás de los gastos ligados al mantenimiento de la propiedad intelectual. 

De la misma manera que es aconsejable realizar una venta directa de tu propiedad intelectual si ves poco rendimiento en ella, es importante que rechazes esta vía de explotación si crees que tu idea innovadora tiene buenas perspectivas de mercado y puede tener un largo recorrido. 

El hecho de aceptar o rechazar dependerá, en gran parte, de la suma de dinero que te ofrezcan, es por esto que te recomendamos que recurras al asesoramiento profesional. De esta manera, una mirada externa valorará el caso y te podrá aconsejar sobre si el acuerdo que te ofrecen se corresponde con la rentabilidad que les va a aportar tu patente y tu propiedad intelectual.